| Sofía Prat

Raíz grasa y puntas secas: necesitas un buen champú e hidratación

Tener la raíz del pelo graso y el resto de la melena deshidratada es algo muy habitual y más si vives en una gran ciudad en la que la polución se convierte en la gran responsable. 

Una raíz grasa tapa los folículos capilares, impidiendo que los nutrientes lleguen a las puntas. Esto provoca que el cabello se seque y se debilite e incluso que se caiga.

Sin embargo, no hay que alarmarse, ya que la solución es sencilla: Invertir un buen champú. 

Para elegir el champú adecuado debes saber qué tipo tienes. Y acá lo importante es FIJARTE EN TU CUERO CABELLUDO. Para las puntas del cabello debes elegir acondicionador, mascarillas y aceites. 


¿Qué tipo de champú debo elegir si lo tengo graso?

Lo primero es evitar todos los que sean específicos para cabello seco ya que aportarán más aceites, impidiendo que soluciones tu problema. Lo correcto es que elijas un shampoo para cuero cabelludo graso o un antiseborreico y que lo apliques ÚNICAMENTE en tu cuero cabelludo. 

Debes preocuparte de que no contenga sulfatos ya que estos barren los aceites naturales y el cuero cabelludo terminará produciendo aún más grasa para devolverle el equilibrio a tu cabello.

Entre los ingredientes que debería contener el champú ideal están el carbón activado, el romero y las semillas de apio.

 


¿Cada cuánto tiempo y cómo hay que lavar este tipo de cabellos?

Idealmente deberías lavar día por medio, pero si sientes que tu cabello necesita lavarse todos los días no hay problema. Tu cabello no se va a acostumbrar ni a ensuciar más si se lava todos los días. Eso es un mito. 


Evita el agua caliente

Procura enjuagar con agua tibia, ya que el agua caliente podría activar la producción de grasa.

Después de lavar, acondiciona (pero haciendo esto)Que tengas la raíz grasa no te exime de la hidratación. Al contrario. Solo tienes que hacerla de la manera correcta. Y eso significa usar acondicionador después de cada lavado, solo en medios y puntas, sin tocar las raíces. Tras ello, es importante usar un aceite en las puntas.


Cepilla tu cabello diariamente

Así repartirás mejor la grasa. Además, esto activa la circulación del cuero cabelludo y permite eliminar el polvo, las células muertas y residuos de productos  Eso sí, dos recomendaciones a tener en cuenta: usar cepillos o peines con cerdas de origen natural y limpiarlos profundamente de vez en cuando para evitar que se acumulen partículas dañinas para el cabello.

 

Acondicionador siempre

Debes complementar con un acondicionador SIEMPRE. Tus puntas están dañadas y secas, el acondicionador ayudará a darle hidratación y fuerza para que no se quiebren. 

Este debe tener aceites y mantecas para que la hidratación sea profunda. 

Aceite de Rosa Mosqueta: Siempre bienvenido 

El aceite de Rosa Mosqueta tiene la capacidad de sellear las puntas partidas desde la primera capa.

Además entrega brillo y mucha hidratación a los largos de tu cabello.



 

Deja un comentario